En Egipto se llamaban las bibliotecas el tesoro de los remedios del alma. En efecto, curábase en ellas de la ignorancia, la más peligrosa de las enfermedades y el origen de todas las demás. Jacques Benigne Bossuet

lunes, 24 de septiembre de 2012

Bicentenario de la Batalla de Tucumán

La batalla de Tucumán tiene un significado especial en la causa de la Revolución, dado que frenó la avanzada realista, y es el primer acto del triunfo argentino del norte, del cual el segundo es la batalla de Salta. Más allá de la trascendencia que tuvo la batalla librada en Tucumán el 24 de septiembre de 1812, desde el punto de vista político, también es significativa desde el aspecto militar.
Según el historiador Vicente Fidel López esta batalla fue “la más criolla de todas cuantas batallas se han dado en el territorio argentino”. Y eso es para él, “lo que la hace digna de ser estudiada con esmero por los oficiales aplicados a penetrar en las combinaciones con que cada país puede y debe contribuir de lo propio a la resolución de los problemas de la guerra
Mas informacion aqui....

lunes, 25 de abril de 2011

World Library and Information Congress

World Library and Information Congress : 77th IFLA General Conference and Assembly

13-18 Agosto 2011, San Juan, Puerto Rico


Reuniones Satélite
Para mas informacion Clik aqui

martes, 19 de abril de 2011

domingo, 25 de abril de 2010

Biblioteca para ciegos


SERVICIOS BIBLIOTECARIOS PARA CIEGOS BIBLIOTECA PUBLICA O BIBLIOTECA ESPECIAL

UN ESTADO DE LA CUESTION  

Realizado por Margarita Perez

 

 Para leer el documento haz Clik Aqui

lunes, 18 de enero de 2010

Una pantalla flexible para competir con los libros electrónicos

Una pantalla flexible para competir con los libros electrónicos

La compañía coreana LG presentó un nuevo dispositivo de 19 pulgadas que puede ser doblado y que sólo pesa 130 gramos; busca competir en un mercado dominado por equipos como el Kindle de Amazon y Reader de Sony

 Leer mas....

 

viernes, 15 de enero de 2010

Determinar el Estado Exacto de Conservación de un Libro Sólo Por Su Olor

Química
Determinar el Estado Exacto de Conservación de un Libro Sólo Por Su Olor
15 de Enero de 2010.
Foto: Wikimedia CommonsLos científicos pueden no ser capaces de adivinar un buen libro por su cubierta, pero ahora sí pueden determinar, a través del olor, en qué condiciones de conservación se encuentra un libro viejo.Bookmark and Share
Un grupo de expertos ha desarrollado un nuevo análisis que puede medir la degradación de libros antiguos y documentos históricos sobre la base de su olor. La prueba “olfativa”, no destructora, puede ayudar a bibliotecas y museos a preservar una variada gama de objetos de gran valor hechos de papel, algunos de los cuales están degradándose rápidamente debido a su gran antigüedad.
Matija Strlic y sus colegas hacen notar en el estudio que el bien conocido olor a moho que emana de un libro antiguo cuando sus lectores lo hojean, es el resultado de cientos de los llamados compuestos orgánicos volátiles (COVs) que emanan del papel.
El aroma de un libro viejo es familiar para todos los usuarios de una biblioteca tradicional. Este inconfundible olor es tan propio del libro como su contenido. Es el resultado de las emanaciones de varios cientos de COVs procedentes del papel y de todo el objeto en general. La mezcla particular de compuestos es la consecuencia de una red de vías de degradación, y depende de la composición original del objeto, incluyendo el sustrato de papel, la encuadernació n y otros elementos.


Esas sustancias volátiles portan pistas sobre la condición del papel. Los métodos convencionales para analizar los materiales de las bibliotecas y de los archivos incluyen, entre sus pasos, cortar trozos del documento y estudiar esas muestras con el equipamiento tradicional de laboratorio. Pero con esta manera de trabajar siempre se daña al objeto en estudio.
L
a nueva técnica analiza los gases emitidos por los libros y documentos viejos, sin alterar a los objetos. Los científicos la utilizaron para “olfatear” 72 documentos históricos de los siglos XIX y XX. Identificaron 15 COVs que parecen ser buenos candidatos a marcadores para determinar el grado de degradación del papel con el propósito de optimizar su preservación. El método también puede ayudar a conservar otros objetos de interés histórico.